Funciones básicas

Es un órgano necesario para vivir, nos libera de sustancias de deshecho, participa en la regulación de la presión arterial, regula la hemoglobina, manejo de electrolitos, manejo de líquidos en nuestro cuerpo.

¿Qué son y qué hacen los riñones?

Los riñones son órganos en forma de frijol; cada uno más o menos del tamaño de un puño cerrado.

Se localizan a cada lado de la columna vertebral, cerca de la parte media de la espalda, justo debajo de la las costillas. Entre los músculos de la espalda y el contenido del abdomen.  

Cada día pasan alrededor de 190 litros de sangre por los riñones de una persona adulta sana. Esto significa que alrededor de 30 veces al día la totalidad de nuestra sangre pasa por los riñones para ser filtrada. Esto permite eliminar productos de desecho y agua en exceso en aproximadamente 2 litros de orina al día.

Los desechos en la sangre provienen del metabolismo normal de tejidos y de los alimentos. El cuerpo usa la comida para obtener energía y repararse a sí mismo. Después de que el cuerpo toma lo que necesita de los alimentos, los desechos se envían a la sangre. Si los riñones no los eliminasen, estos desechos se acumularían en la sangre y no dejarían al cuerpo funcionar adecuadamente.

La eliminación de los desechos ocurre en dentro de los riñones en estructuras llamadas nefronas. Cada riñón tiene alrededor de un millón de nefronas.

En la nefrona sucede el filtrado microscópico de la sangre. Se elimina lo que no se necesita y se retiene todo lo que sí es útil. Así se eliminan sustancias como la urea, sodio en exceso, nitritos, electrolitos. Y se retienen proteínas de la sangre, líquidos, glóbulos rojos.

 

Los riñones cumplen funciones muy importantes:

Retiran el exceso de agua y las toxinas que resultan del metabolismo del cuerpo humano,  permitiendo la eliminación de este filtrado en forma de orina. Funcionan como filtros que miden y seleccionan la cantidad de sustancias que se deben eliminar.

Miden el pH y regulan el balance necesario.

Cumplen un rol importante en la regulación de la presión sanguínea y en la producción de hormonas tales como la eritropoyetina, que controla la producción de glóbulos rojos en la médula ósea.

Regulan la cantidad de calcio en sangre y la producción de Vitamina D necesaria para la mineralización y fortalecimiento de los huesos.

 

El día de mañana hablaremos sobre el estilo de vida que daña  y afecta el funcionamiento de los riñones.

Tienes dudas escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y responderemos tus inquietudes

Información adicional