Actividades que dañan el Riñón

¿Por qué fallan los riñones?

La mayoría de las enfermedades de los riñones atacan a las nefronas, haciendo que pierdan su capacidad de filtrar.

El daño a las nefronas puede ocurrir rápidamente, por ejemplo en una lesión o envenenamiento. Pero la mayoría de las enfermedades de los riñones destruyen las nefronas lentamente y en silencio. Sólo después de años el daño será evidente. La mayoría de las enfermedades de los riñones atacan simultáneamente a los dos riñones.

Las dos causas más comunes de insuficiencia renal son: diabetes mellitus y la presión arterial alta. Las personas con antecedente familiar de cualquier tipo de problema renal también corren el riesgo de padecer insuficiencia renal.

ACTIVIDADES HABITUALES QUE DAÑAN AL RIÑON:

1. Consumo de refrescos. El refresco altera el metabolismo de electrolitos y el pH en nuestro cuerpo, aumenta la glucosa en sangre. Puede causar la formación de cálculos (piedras) en el riñón. Daña al riñón directa e indirectamente al aumentar la glucosa y ser acusante de diabetes mellitus.

2. Alimentos con proteínas. Los alimentos que más hacen trabajar a los riñones para su eliminación son las proteínas que se encuentran, sobre todo, en la carne, el pescado y los huevos, por lo que su consumo en exceso hace trabajar más a los riñones.

3. Beber poca agua. El riñón necesita eliminar las sustancias tóxicas a través de la formación de orina. Cuando hay falta de líquidos en el organismo el riñón debe trabajar de más para concentrar más la orina. La orina muy concentrada puede iniciar la formación de cálculos en el riñón.

4. Alimentos con mucho potasio. El potasio excesivo debe eliminarse por el riñón. Al riñón le cuesta mucho trabajo eliminarlo, por lo que se acumula si se consumen alimentos con alta cantidad de potasio (frutas: guayabas, fresas, duraznos, naranja, papaya y plátano. Verduras: acelgas, verdolaga, lechuga, quelite, jitomate, espinacas. Otros alimentos como: champiñones, frijoles y lentejas)

5. Consumo de sal. La sal en los alimentos les da sabor, pero en exceso hace que se acumulen líquidos en el cuerpo aumentando así la presión arterial. La presión alta lesiona a los riñones al hacer pasar la sangre con mucha fuerza por sus estructuras.

6. Fumar. Las sustancias de deshecho se filtran a través de los riñones. Toxinas del humo del tabaco que son captados por los pulmones pasan a la sangre y de ahí a los riñones. El riesgo de daño renal es hasta tres veces mayor que los daños por hipertensión y diabetes, incluyendo cáncer de riñón y vejiga.

7. Sedentarismo. Los hábitos sanos de alimentación, ejercicio de manera constante y la prevención del consumo de tabaco y alcohol, así como realizarse exámenes de manera periódica, son la mejor manera de prevenir cualquier enfermedad o daño renal, de acuerdo con la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y la Federación Internacional de Fundaciones del Riñón (IFKF).

Partner 1
Partner 1
ISSSTE
Organización Mundial de la Salud