Protocolo de Evaluación

La escasez de órganos para trasplante hace necesario elegir adecuadamente a quien recibirá el trasplante, para asegurar que el procedimiento será exitoso, que el paciente está listo para recibirlo y en caso necesario que se realicen todos los procedimientos necesarios para corregir las condiciones médicas necesarias con la finalidad de que el que reciba el órgano lo reciba en las mejores condiciones.

EL paciente se puede enlistar para trasplante sólo en un establecimiento a nivel nacional, puede elegir el que más le convenga. Esto evita que personas con mayor capacidad económica se enlisten en todos los hospitales con el fin de tener su trasplante más pronto.

El proceso para evaluar si un paciente requiere trasplante renal y se encuentra en condiciones de recibirlo se llama “Protocolo de evaluación para receptor de trasplante renal”.

En este protocolo se evalúan aspectos médicos, psiquiátricos, sociales. Por ningún motivo se excluye a una persona para trasplante por estatus social, el género, la raza y la apreciación pública o personal.

Son pocas las condiciones médicas en las que no se puede realizar el trasplante. 

Se incluyen:

  • Infección activa y que no responde a tratamiento pues los medicamentos que se requieren para que el órgano no sea rechazado disminuyen nuestras defensas. 
  • Cáncer y tumores sin tratamiento pues pueden dar metástasis con el manejo que se da para el trasplante.
  • Uso y abuso de sustancias tóxicas, como alcohol, tabaquismo, y otras drogas.
  • Cuando la persona no está dispuesta a seguir el manejo médico.
  • Otras enfermedades que disminuyen la expectativa de vida a pesar del trasplante.
  • Poco beneficio esperable después trasplante.

 Hay enfermedades en las que sí se puede trasplantar un paciente pero requieren un manejo.

  • Cáncer manejado y con al menos 5 años sin nueva aparición del mismo.
  • Diabetes e hipertensión. Deberán estar en control para no dañar al nuevo órgano.
  • Hepatitis
  • Lupus, artritis reumatoide. Debe estar en control porque dañará el órgano trasplantado.
  • Infecciones: después de tener su tratamiento adecuado.

Las valoraciones que requiere un paciente para conocer si requiere el trasplante y está en condiciones de recibirlo incluyen:

Trabajo Social: para apoyo en trámites y para completar expediente del hospital

Infectología: Para evaluar que el paciente no tiene una infección que pueda complicarse con el trasplante.

Cardiología: Para evaluar al paciente pues requerirá anestesia general durante su cirugía.

Urología: se valorará una pareja lunes, miércoles y viernes 8 hrs. No requiere cita.

Otorrinolaringología: para evaluar si hay algún padecimiento infeccioso o que pueda ser un tumor y que se pueda complicar con el trasplante.

Psiquiatría: Se evalúa que el paciente sea capaz de llevar un tratamiento de por vida. Si no lo es se realizan intervenciones con él y su familia antes de aceptar que sea trasplantado.

Salud reproductiva: En el caso de una mujer, se da consejería pues el riesgo para un embarazo o para un cáncer cervicouterino es alto con los medicamentos del trasplante.

Dental: Se evalúa que no exista enfermedad dental ni en encías para que no se compliquen con el trasplante.

Cirugía de trasplantes: evalúa al paciente antes del día del trasplante para saber si se requiere algún manejo para preparar el quirófano: transfusión, medicamentos antes del trasplante.

El órgano para trasplante se asigna en base a muchos factores, con la finalidad de que sea el mejor receptor para cada órgano donado:

  • Edades del donante y posibles receptores,
  • Complexión del donante y posibles receptores,
  • Tipo sanguíneo, compatibilidad entre el donante y posibles receptores,
  • Urgencia de la necesidad del trasplante
  • Condiciones médicas antes de entrar a quirófano.
  • Lugar en la lista de espera.

Esperamos haya sido de utilidad nuestra información. En futuras publicaciones daremos mayor información de los diferentes órganos y tejidos.

Partner 1
Partner 1
ISSSTE
Organización Mundial de la Salud