Cuidados para pacientes en tratamiento con hemodiálisis

El riñón es un órgano vital del cuerpo que tiene 2 funciones; una excretora y otra secretora, es decir una nos sirve para limpiar las sustancias tóxicas del organismo y otra para eliminar los líquidos por medio de la orina.

Cuando aparece un fracaso renal  una o las dos funciones desaparecen y es momento de recurrir a un riñón artificial para que supla estas funciones.

El iniciar un tratamiento con hemodiálisis es realizar una serie de cambios en la forma de vida, alimentación y cuidados ya que ambos riñones dejan de funcionar y no pueden eliminar ni filtrar todas las sustancias que ingerimos.

Cuidados incluyen

  • Higiene personal.
  • Cuidados del acceso vascular.
  • Alimentación.
  • Ingesta de líquidos.
  • Signos de alarma.

HIGIENE PERSONAL

Baño diario

Adecuada higiene bucal para evitar la halitosis (limpieza bucal después de cada comida utilizando cepillo suave).

Cuidado de pies (principalmente en personas diabéticas)

Cuidar la piel para evitar la comezón y sensación de picazón, para evitarlo buena higiene personal utilizando jabones neutros e hidratando posteriormente.

No utilizar lociones ni cremas que resequen la piel.

Mantener cortadas las uñas y limpias.

Antes de iniciar la sesión de diálisis lavar el brazo de la fístula y manos.

Acciones encaminadas a evitar posibles infecciones ya que cualquier infección complicaría el tratamiento de la insuficiencia renal crónica además de ser un impedimento para el trasplante renal.

CUIDADOS DEL ACCESO VASCULAR

Para poder realizar la hemodiálisis necesitamos un acceso vascular a través del cuál se llevara la sangre a la máquina de diálisis donde se limpian las sustancias que no puede eliminar el riñón.

Este acceso vascular puede ser temporal (catéter en vena central, yugular, subclavia o femoral) ó definitivo FAVI o fístula.

CUIDADOS DEL ACCESO VASCULAR TEMPORAL (CATETER)

Mantener una higiene personal para no buscar posibles infecciones.

Bañarse con precaución para mantener la zona de implantación y el catéter protegidos con un apósito impermeable.

Es preferible que el baño sea rápido y no incluya la cabeza que ese se haga aparte para evitar humedad en el catéter.

Siempre mantener tapado el orificio de inserción del catéter para evitar contacto con patógenos del ambiente.

Comunicar a las enfermeras  si presenta dolor, calor, hinchazón ó cambio de coloración en el sitio de inserción ó fiebre ya que esto son datos de infección.

En caso de rotura pinzar el catéter y ponerse en contacto con la Unidad de Diálisis.

En caso de salida del catéter apretar el orificio de inserción para evitar pérdida sanguínea y avisar a la Unidad.

ALIMENTACION

La alimentación en la diálisis es muy importante por tres motivos:

  1. Una alimentación equilibrada va a mejorar su calidad de vida (carne, queso, pescado, huevo, leche, legumbres)
  2. Va a permitir que el resultado de la hemodiálisis sea óptimo.
  3. Hará que este mejor preparado para un futuro trasplante.

ALIMENTOS NO ACONSEJADOS COMER EN DIETA CON REESTRICCIÓN DE SAL

  • Sal de cocina y de mesa.

Componente de la sal de la mesa, responsables de la subidas de tensión arterial, del aumento de peso, de hinchazón de piernas, cara ojos).

La restricción de sal es muy importante en pacientes con insuficiencia renal crónica ya que el sodio (componente de la sal) es filtrado por el riñón y este necesita ser diluido con agua en el cuerpo, por lo tanto a mayor cantidad de sodio circulante en la sangre se necesita más cantidad de agua para diluirlo y esto se refleja en retención de líquidos.

  • Carnes saladas, ahumadas y curadas.
  • Pescados ahumados y secados, crustáceos, moluscos.
  • Queso.
  • Sopas de sobres, purés instantáneos.

INGESTA DE LIQUIDOS

Es muy importante controlar la cantidad de líquidos que toma (agua, líquidos y todo aquellos que es húmedo como sopa, frutas, café, etc..)

Se deben de controlar por que al haber perdido la función de los riñones, la capacidad para eliminar orina y todo el líquido que se ingiera esta disminuida y esto se reflejara en hinchazón de miembros, cara, hipertensión y aumento de peso.

La cantidad de líquido que puede tomar siempre va a depender de la capacidad de eliminar orina que conserve su riñón.

Como regla general se puede tomar en 24 horas tanto líquido como orine en ese periodo más 500ml.

POTASIO (K)

Sustancia necesaria para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y muscular, entra en el organismo con los alimentos y al no poder ser eliminado se acumula y provoca alteraciones en la actividad muscular sobre todo en el corazón.

Su control es imprescindible para evitar en la dialisis hiperpotasemia y sus graves consecuencias como falla cardiaca y muerte.

Alimentos con alto contenido de K que debe evitar.

  • Los alimentos más ricos en K son frutas y verduras.
  • Frutos secos, higos, almendras avellanas, garbanzos, lentejas.
  • Leches en polvo, legumbres secas.
  • Cacao, chocolates, papas fritas de paquete.
  • Tomate, plátano, uva.

FRUTAS y VERDURAS CON MENOS CANTIDAD DE K

Frutas: Mandarinas, manzanas, peras sandías, fresa, durazno, limón.

Verduras: pepinos, lechugas, espárragos, cebolla, guisantes congelados

¿Cómo reducir el K en las frutas y verduras?

Al estar en contacto con el agua pierden potasio, deben cortarse en trozos pequeños y estar remojados mínimo 3 horas cambiando el agua varias veces.

La verdura congelada pierde potasio si se deja descongelar a temperatura ambiente.

La fruta cocida tiene aproximadamente la mitad del K que tiene la fruta seca, dado que la otra mitad se encuentra cocida en el líquido de cocción, este almíbar no se debe beber solo se puede tomar la fruta.

No se debe resaltar el sabor de las frutas o verduras después de cocerlas con sal mejor utilizar especias ( ajo, perejil, vinagre).

La carne cocida pierde la mitad  de K si se desecha el agua de cocción.

No utilizar levadura para repostería tiene mucho K.

SIGNOS DE ALARMA

Si tras un consumo excesivo de alimentos ricos en K aparece: debilidad muscular, cansancio, hormigueos, pesadez en miembros o alteraciones en el ritmo del corazón.

Si tras una ingesta masiva de líquidos, aparece: fatiga, dificultad para respirar (acostado).

Acudir a valoración médica si se presentan estos síntomas ya que se tiene que valorar la actividad cardiaca.

Por: Dra. Dulce María Ojeda Ortiz.
Coordinadora Estatal de Donación.

Partner 1
Partner 1
ISSSTE
Organización Mundial de la Salud